Aftas dolorosas

Autor: | Posteado en Maquillaje Sin comentarios

   


Hace unas semanas decidí hacerle frente a labor que tenia pendiente conmigo misma. Acudir al odontologo, sin embargo no cualquiera, requería uno muy, muy bueno y maestro en el área de implantes sin embargo sobre todo que fuera amable y considerado con mi condición especial. Padezco de Aftas bucales. 

Tuve la fortuna de dar con un extraordinario experto que a deseando por todos los medios no propiciar la formación de aftas. Solo que ellas no se dan por aludidas

   Recuerdo las primeras aftas entre mis 9  y doce años. Mis primas les llamaban llaguitas y las frotaban con sal y limón, con eso las eliminaban. Intenté crear lo mismo y no obtuve el mismo resultado, sino todo lo contrario. Para quienes no conocen o no sufren de aftas, “un afta es una pequeña úlcera o llaga abierta que muestra en el tejido mucoso que recubre el interior de la boca. Afectan comúnmente a individuos de entre 10 y 40 años, y las mujeres son por lo general mas propensas a padecerlas que los hombres.” (de: http://www.webconsultas.com/aftas-bucales/aftas-bucales-2104)
    Después de los 17 años empezaron a ser mas dolorosas y desesperantes. Tenía una compañera en bachillerato que sufría de acné purulento y se colocaba acetona -quita esmalte- en las lesiones, se me ocurrio imitarla y casi muero del dolor, nunca lo volví hacer.
Probé diferentes remedios caseros y farmacéuticos. Desde mezclas con leche magnesia, malox, piralvex, solunubal  (Clorhidrato de bencidamina, Cetilpiridinio) y la serie es extensa. Miel de bórax, azul de metileno, enjuagues bucales, sábila, antibióticos, anti-alérgicos, vitamina C y pare de contar.


    He popular solo 3 individuos que se han sensibilizado a mi padecimiento. Mi antigua odontóloga que las padecía, mi marido que debe convivir conmigo durante esas 2 semanas de crisis -se la pasa en Internet buscando alternativas- y mi dermatóloga que literalmente me extrajo una y la envió a la UCV para que determinaran si era inmunológico y tratar de lograr una solucion (no es la 1ª vez que soy sometida a estos estudios). Tal y como en las otras ocasiones, lo resultados fueron confusos, falsos positivos, sí sin embargo no, en conclusión es una reacción de mi metodo inmunológico.
    Ahora después de tantos años, tengo muy bien medidas las ocasiones que las detonan. Las causas son variadas: comida muy condimentada o picante  -debí dejar de consumir pimienta y ají, inclusive el dulce-, despues de una virosis, pasado un tiempo menstrual, despues de un resistente susto o disgusto, un estado de ansiedad o algo que me cause dolor o estrés (casi nada).
    Todo inicia con un malestar general, dolor de cabeza, me vuelvo sumamente irritable, la piel del rostro se me sensibiliza y muestra una minúscula y hasta ridícula lesión roja dentro de mi boca (lengua, paladar, mejillas, encía y hasta en la úvula o campana).
    Al 2° dia empiezan las punzadas de dolor. Pulsaciones van y vienen, el dolor de cabeza y de la cara aumenta. A veces el ojo además se perjudica y los molares al rededor se anexan a la fiesta. ¡Ahora inicia lo bueno! Imaginen que alguien les apaga un cigarrillo o fósforo en la boca cada 10 segundos, bueno así mas o menos es lo que siento. Se suma un estado de aturdimiento o confusión  que me impide pensar o razonar. Hablar, comer o tragar saliva, líquidos o sólidos es toda una prueba de fuego durante esos días, me provienen pensamientos nada buenos para terminar con mi sufrimiento.
    He notado que el alcohol (tanto el de los licores como el de los enjuagues bucales), las pastas dentales, anestésicos locales y medicamentos con cualquier tipo de ácido me laceran y profundizan mas las heridas, incrementando el dolor. Hasta ahora lo único que me produce cierto alivio -no sin antes hacerme pagar mi cuota de lágrimas- es el bicarbonato de sodio diluido en agua. Este debe ser de calidad, puro, no adulterado.
   Mi nivel de tolerancia al dolor es Cero, así que posiblemente una persona común y corriente no sufre tanto o le parecerá exagerado mi tormento, sin embargo describo lo que siento sufro y padezco.
    Tal vez  en algún lugar del planeta se encuentre alguien que haya vivido o este viviendo la misma circuntancia que yo, si es así bienvenido (a) sea, confio que haya hallado una solucion y pueda darme una luz o simplemente se identifique conmigo.


Gina Rojas. Maquillaje, belleza y algo más…

Incoming search terms:


El material de este articulo pertenece a la fuente original de arriba.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario