Bellas y lectoras: “La princesa que creía en los cuentos de hadas”

Autor: | Posteado en Belleza Sin comentarios

Hola Bellin@s, en este 1° dia del nuevo año quiero desearles un maravilloso año 2015 repleto de bendiciones, salud, amor, trabajo, felicidad, risas, sorpresas maravillosas y varios mas libros que descubrir. Y hoy hablaré de un libro que nos transporta a la magia pura que hemos ido perdiendo a lo largo de este caminar, aquellas ilusiones, sueños que dejamos de lado por miedos, competiciones, rabias, enojos, frialdad, etc. “La princesa que creía en los cuentos de hadas” de Marcia Grad.

La contraportada dice así:

Criada por un rey y una reina estrictos e inflexibles, la sutil Victoria crece soñando que algún dia será rescatada por un príncipe encantador tal y como ocurre en los cuentos de hadas. Pero cuando es rescatada las cosas no suceden como tenía previsto y el príncipe deja de ser encantador y la princesa, siguiendo el consejo de un erudito búho, emprende un emocionante viaje por el Camino de la Verdad, al final del cual descubrirá que los cuentos de hadas pueden hacerse realidad. Este relato maravilloso, en la linea de El Caballero de la armadura oxidada, representa el viaje que todos hacemos en la vida a medida que separamos la ilusión de la realidad y descubrimos qué somos en realidad y como sirve ese fenómeno cotidiano que es la vida. 

Esta es la historia de una princesa Victoria, criada por un rey y una reina estrictos e inflexibles. Ella soñó que algún dia sería rescatada por un príncipe encantador tal y como ocurre en los cuentos de hadas. Pero cuando es rescatada las cosas no suceden como tenía previsto y el príncipe deja de ser encantador.

Para la princesa su preocupación era el príncipe y su primordial objetivo hallar la forma de ayudarle. Sin embargo, no crear nada era algo que aún no había intentado. La unica persona que podía crear magia en el príncipe… era el príncipe mismo… y la felicidad de la princesa no debía depender de si podía o no convertir el príncipe… sino de su propia elección de ser feliz.

La princesa, siguiendo el consejo de un erudito búho, decidió emprender un emocionante viaje por el Camino de la Verdad. Allí aprendió que es preferible ceder que rendirse. Uno se rinde ante la desesperación y cede a la aprobación de las cosas que no se pueden cambiar. Uno siempre elige, sin embargo convertir a los demás no es una elección. Se puede escoger no reaccionar ante lo que otro dice o hace, aceptando que, con toda seguridad, va a continuar diciendo y creando lo mismo.

El amor debe crear a uno sentirse bien, si no, no es amor. Si se siente dolor algunas mas veces que felicidad, no es amor. Es algo mas que te obliga a estar encerrada en tu propia cárcel, incapaz de visualizar que la puerta hacia la libertad esta delante de ti abierta de par en par. Uno no ve lo que no esta dispuesto a ver. Y jamás se puede estudiar la verdad en boca de los demás. Cada uno debe descubrirla por sí mismo.

La princesa sentía que cada paso por el Camino de la Verdad la alejaba mas de su amado príncipe y de todo lo que había conocido, sin embargo el búho insistía en que pese a que le resultara complicado creerlo entonces, podía regresar a tener ilusión por algunas cosas…. pues cuanto mas se sufre, mas posibilidades se poseen para tener una vida maravillosa.

La princesa aprendió que debía saber oir a su corazón, respirar a fondo algunas veces mandando mensajes positivos a su mente y a su cuerpo para que se relajaran . Si se confía en la idea de otra persona para escoger vuestro camino, así es en realidad, como nos llegamos a perder. Se dio cuenta de que la mayor parte de su vida había estado pidiendo a los demás su opinion y de que se había sentido nerviosa a la hora de tomar una decisión por temor a cometer un error.

La princesa detectó que cada dia es una nueva posibilidad para ser como uno quiere ser y para que la vida de uno sea como uno quiere que sea. Que en cada relación y en cada destreza se nos promete el obsequio de conocernos preferible y aprender. Que el dolor es preferible experto que el placer ya que de las experiencias dolorosas emana la sabiduría que hace la vida mas completa, mas rica… y mas fácil. El sufrimiento puede ensanchar el corazón y dejar mas sitio para el amor y la alegría.

La princesa aprendió a apreciar su sensibilidad,  ya que es lo que abre la puerta a los placeres del universo. A aceptar sus miedos, pues son los que la retaron para crear la fuerza y el coraje.

Y se convenció de que la verdadera felicidad surge del interior de cada uno de nosotros cuando sabemos la verdad de las cosas. Entendió que el amor verdadero significa libertad y aumento antes que posesión y limitaciones; que es sinónimo de paz  no de confusión, además de protección en vez de miedo, que significa entendimiento, lealtad, estímulo, compromiso, conexión y respeto.

La princesa tras avanzar el Camino de la Verdad se dio cuenta de que antes necesitó amar para sentirse bien, y que ahora, podía escoger amar porque se sentía bien. Y llegó a la conclusión de que en los cuentos de hadas de la vida real se puede ser feliz… con o sin príncipe.

La forma de escribir de la autora es sencilla y formal, un libro que se lee muy rápido, ya que es de idioma fácil sin embargo profundo, con moralejas en cada párrafo, lo cual hace que nos haga sentido esta historia maravillosa contada desde la ficción.

La moraleja, por decirlo de alguna manera, es que solo nosotros logramos salvarnos, estudiando de nuestros aciertos y de nuestros errores. La princesa además ha practicado que nada es perfecto, sin embargo que eso es lo maravilloso de la vida. Las historias imperfectas, las individuos imperfectas, etc.

En conclusión, un libro corto y entretenido, una historia imperfectamente fantástica. Una narración que nos enseña a vivir, a madurar, a sobreponernos a los problemas y a aceptarnos a nosotros mismos.

“No se puede escapar de los problemas al equivalente que no logramos deshacernos de nuestra propia sombra. Huir de algo no es la solución.”               

Una historia que llega a cerrar un 2014 y dar inicio a un año repleto de bendiciones, sin desconfianza hay que leerlo. Ya que sin desconfianza este viaje lo hacemos todos. A medida que crecemos nos damos cuenta de las cosas, vamos perdiendo la ilusión y nuestros sueños van desapareciendo poco a poco.

No dejen que este nuevo año les quite eso, esa magia esa belleza y dejen de lado las rabias, enojos, competiciones, peleas y egos que crean que perdamos la esencia de quienes somos y lo que queremos de corazón. La felicidad esta en nosotros.

Un besito gigante,

margarita

The post(noticia) Bellas y lectoras: “La princesa que creía en los cuentos de hadas” appeared first on Para Ser Bella.

Para Ser Bella


El material de este articulo pertenece a la fuente original de arriba.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario