Celulitis: qué tipos existen y cómo puedes combatir cada uno de ellos

Autor: | Posteado en Belleza Sin comentarios

tipos de celulitis
dimid_86/Shutterstock

¿Sabías que hay 3 tipos distintos de celulitis? Cada tipo de celulitis se puede tratar de forma distinto para poder combatirlas de forma eficiente.

Esto es todo lo que teneis que saber sobre la celulitis y sus tratamientos:

Tipos de celulitis

Celulitis suave

tipos de celulitis2
Zdravinjo/Shutterstock

Una clase de celulitis suave al tacto. La piel parece levemente ondulada y muestra en zonas donde hay acumulación de grasa (brazos, piernas). Además, este tipo de celulitis puede ir acompañada de «arañitas». La celulitis suave suele ampliar con el crecimiento de peso o con los años.

¿Cómo combatirlas? Controlando el peso, fortaleciendo los músculos y progresando la circulación. Los médicos recomiendan perder peso de forma lenta y acompañado de una ganancia en la gente muscular. Puedes complementar con cremas que mejoren la circulación (pero no son mágicas).

Celulitis dura

tipos de celulitis1
Bojan656/Shutterstock

El anterior tipo de celulitis es muy común en mujeres de entre 30 y 40 años. En cambio, esta clase de celulitis es común en mujeres mas jóvenes.

La celulitis dura o sólida suele encontrarse en caderas y parte superior de los muslos. En este caso la piel es granulosa y con hoyuelos (más conocida como piel de naranja).

El tratamiento es mas efectivo si se inicia tempranamente. Por supuesto, el ejercicio y la alimentación son fundamentales, sin embargo además podrias acompañar con cremas cosméticas y masajes linfáticos. Son mas difíciles de suprimir que la celulitis suave.

Celulitis edematosa

tipos de celulitis3
Dusan Petkovic/Shutterstock

La clase mas común de celulitis es la edematosa y, segun Hello Magazine, además es la mas complicado de tratar. Esta celulitis suele surgir por problemas de circulación y retención de líquidos. Duele al tacto y la piel es pastosa al tacto. Afecta muslos y rodillas y suele surgir entre los 20 y los 30.

Para combatirlas es imprescindible mejorar la circulación y suprimir la retención de líquidos. Para ello es aconsejable caminar mucho, nadar o andar en bicicleta. Además, podrias ofrecerte una ducha alternando calor y frío y crear masajes linfáticos. También debes eludir alimentos que potencien la retención de líquidos. El té verde y/o hierbas algunas pueden apoyar a eliminar esta problemática.

VIX


El material de este articulo pertenece a la fuente original de arriba.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario