Científicos descubren que entre más subes de peso, menos rica te sabe la comida

Autor: | Posteado en Belleza Sin comentarios

hombre comiendo dulces
WAYHOME studio vía Shutterstock

El sobrepeso es una condición que desencadena un abanico de enfermedades. Problemas cardiovasculares, diabetes e inclusive algunos tipos de cáncer. Quienes presentan obesidad, corren el riesgo de padecerlas.

Además de estas peligrosas (y potencialmente mortales) consecuencias, quienes cargan con kilos extras, además se enfrentan a otros fenómenos que no todos conocen. Uno de ellos es la reducción en el sentido del gusto. Aunque suena increíble, es una realidad que las individuos obesas a veces perciben que la comida les sabe “menos” que antes.

Un repaso nueva realizado por la Universidad Cornell en Nueva York aclaró la naturaleza de este resultado poco conocido. Los examinadores trabajaron con ratones para detectar la relación entre un estilo de vida poco sano y sus secuelas en la lengua.

mujer comiendo pollo frito
Atstock Productions vía Shutterstock

En un adulto normal, las papilas gustativas tienen una vida de apenas un par de semanas. Como cualquier otra célula del cuerpo, estas mueren y son reemplazadas por otras nuevas. Este proceso se ve interrumpido por la inflamación crónica de bajo grado, la cual muestra debido a la obesidad y al incremento del tejido adiposo en el cuerpo. Así, las papilas no se reproducen de forma normal y el sentido del gusto se reduce.

Los examinadores de Nueva York encontraron que, en efecto, los ratones que mantenían una dieta alta en grasas contaban con menos papilas en la lengua. La buena novedad es que esta pérdida de papilas no es irreversible, ya que al adquirir hábitos sanos y una alimentación balanceada, el equilibrio en la producción de papilas regresa a la normalidad.

La mala novedad es que, de no ser así, la pérdida del gusto y la obesidad se mezclan en un círculo vicioso. Además de observar sabores, las papilas gustativas además están conectadas con el centro de recompensas del cerebro. Entonces, al sentir que la comida sabe menos bien, se come mas para recibir la misma suma de satisfacción que antes. Así, la ingesta de calorias aumenta junto con el peso.

¿Tú imaginabas que la obesidad perjudica la forma en la que saboreas la comida?

Para saber más:

VIX


El material de este articulo pertenece a la fuente original de arriba.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario