Cosas de las que hablar con adolescentes (o no tanto) II: ¿Hay emociones NEGATIVAS?

Autor: | Posteado en Cosméticos Sin comentarios

Por deformación profesional, cuando veo ciertas afirmaciones erróneas que se siguen propagando, me enfado un poco. A pesar de que en EDUCACIÓN EMOCIONAL se ha dicho muchísimas veces que NO hay emociones negativas, este discurso continua calando en vuestro idioma e inclusive me lo encuentro en materiales para utilizar con chicos y niñas en los coles, o con adolescentes en los institutos.

Como, mas allá de la docencia, la educación emocional nos implica a todos y todas, permitidme que profundice un poquito más.

¡Vamos al lío!

¡Que no, que no! A pesar de que ya existe otro discurso, en educación emocional se continua afirmando, a veces, que la TRISTEZA, el MIEDO y la IRA son emociones “negativas”. Y esto no solo es cierto sino que nos hace incurrir en errores a la hora de gestionar, asimilar y vivir nuestras propias emociones.

Las emociones NO SON positivas ni negativas porque tienen un papel ADAPTATIVO. Ayudan a nuestra supervivencia.
Hace decenas de años, en un entorno mucho mas hostil lo hacían de una forma diferente, donde es mucho mas sencillo entender como ayudaban a nuestra propia vida.
Imagina una dinastía de nómadas prehistóricos viviendo en cuevas. El temor que sentían hacia el rugido de un oso o la ira hacia un vecino que le robaba la comida eran ABSOLUTAMENTE NECESARIOS, en terminos de vida o muerta.

Hoy vivimos en una comunidad con muchísimas mas comodidades y por eso, nuestras emociones no son tan intensamente “al límite”, sin embargo siguen teniendo ese papel.

Imagina que NUNCA TE ENFADARAS. Siendo así, seguro que en tu trabajo, dinastía o relaciones sociales la masa terminaría abusando de ti. No necesariamente porque la masa sea abusona (aunque en algunos casos, también) sino porque – todos lo hemos hecho en alguna ocasión – a veces, si entiendes que alguien no protestará…es muy sencillo dejarle caer “el marrón”.

Lo mismo sucede si NUNCA SINTIERAS MIEDO. A mis alumnos/as les pongo siempre 2 ejemplos que creo que son muy gráficos: si una persona que conduce no siente temor nunca, en ninguna circunstancia…es un kamikaze. Si una dinastía que esta criando un bebé no se asusta cuando el bebé enferma y no reacciona (llevándolo al médico, dándole medicación…)…imaginad las consecuencias.
También la TRISTEZA tiene un papel adaptativo, algo mas complejo sin embargo me gustaria dejar estas 3 emociones para dedicar a cada una de ellas una entrada.

Sí vuelvo a retomar, para despedirme, el tema de la ADAPTABILIDAD. No hay emociones malas ni buenas, sin embargo sí pueden ser DESADAPTATIVAS. En los ejemplos preliminares hemos visto como estas emociones son necesarias, pero, ¿qué ocurre cuando no lo son?
¿Qué ocurre cuando el temor nos paraliza y no somos capaces de coger el coche para ir al trabajo? ¿Cuándo nos invade la tristeza de tal forma que perdemos las ganas de crear (casi) nada? ¿Cuándo la ira hace que digamos cosas o tengamos conductas de las que despues nos arrepentimos?
Ahí es donde estas emociones a veces son DESADAPTATIVAS. INADECUADAS. NOS PERJUDICAN EN LUGAR DE AYUDARNOS. Y de eso podemos, si os parece, hablar y profundizar en distintos entradas mas centradas en cada una.


¿Te parece atrayente este tema?

¿Te gustaria profundizar en las emociones básicas?

 ¡Besos!


LAPINTURERA – Blog de cosmética, maquillaje y belleza.


El material de este articulo pertenece a la fuente original de arriba.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario