Crónicas de una sudorosa Parte III: La solución

Autor: | Posteado en Belleza Sin comentarios

Hola bellas! Durante las dos semanas preliminares les conté la historia de mi vida con mis problemas de sudor y mal aroma y como estos problemas se producían. El dia de hoy les traigo la parte final de mi testimonio, parte en la cual les cuento de las diferentes respuestas que hay para estos problemas y cuál es la que yo estoy utilizando.

Para estos problemas tan incómodos hay varias soluciones, varias que ayudan a manejar el dilema y otras mas definitivas, y hoy les contaré las que los médicos me han dado a saber que son las mas utilizadas.

– Alimentación sana y equilibrada: Aunque no lo crean, una alimentación sana y equilibrada puede crear la diferencia. Principalmente se sugiere suprimir el alcohol y tabaco, y reducir el consumo de cebolla, ajo y especias. Para mi, el acohol y tabaco no son un dilema ya que no consumo ninguna de las dos sustancias, sin embargo cebolla, ajo y especias forman parte de mi alimentación normal por lo que me costó mucho reducir su consumo, sin embargo lo he conseguido de a poco.

Cabe destacar que desde que repaso Nutrición y Dietética he deseando optimizar mi alimentación eliminando por completo las bebidas gaseosas y jugos procesados, y he conseguido reducir casi por completo el consumo de azucares faciles provenientes de azúcar de mesa, dulces, golosinas, entre otros, y en menor suma las grasas saturadas provenientes de frituras. Puedo mencionar que desde que hice este cambio hasta al menos el año pasado, manejar el sudor y mal aroma se me ha hecho mas fácil. Cuando le comenté esto a mi dermatóloga me aclaró que, si bien no hay analisis definitivos que relacionen la ingesta de alimentos procesados con estos problemas, lo mas posible es que sí tengan una relación importante.

– Buena higiene: Es importante, pese a que sea una lata, extremar los hábitos higiénicos. Lavar las axilas repetidas veces en el dia junto con suceder el algodón con alcohol, me ayudó mucho a manejar el problema. Como esta circuntancia se debe a una combinación de exceso de sudor y bacterias, es aconsejable utilizar un jabón antibacteriano en la zona para sostener la carga microbiana a raya. También es significativo estar siempre depiladas (hombres! entendemos que nos leen, además es significativo para ustedes), ya que el vello provoca que sudemos más.

– Fármacos: Cuando hablo de fármacos, me refiero a los que controlan el sudor y los que controlan la carga microbiana. Con respecto a los que controlan el sudor, hay muchos anti transpirantes tópicos de diferentes marcas sin embargo lo significativo es que en su composición tienen cloruro de aluminio (quizás piensan en el cáncer de mamas, sin embargo analisis recientes no revelan una significativo relación entre aluminio y cáncer). El tratamiento con estos anti transpirantes suelen ser intensivos durante un tiempo y despues se utilizan 1 o dos veces a la semana por el resto de la vida. Además están los que controlan la carga microbiana o antibióticos, los cuales además suelen ser se uso tópico y el tratamiento además suele ser intensivo durante 1 o dos semanas, para despues no regresar a ocuparlos.

– Inyecciones: Las inyecciones son de toxina botulínica, mas conocida como Botox. Este tratamiento detiene la producción de sudor, pese a que personalmente no sé si es definitiva o no.

– Operación: Lo que se hace en la intervención es extraer las glándulas sudoríparas con el objetivo de que se deje de sudar por completo, sin embargo mi dermatóloga me explico que existe entre un 20 a 30% de probabilidad que la intervención no nos haga dejar de sudar por completo.

Cabe destacar, que cualquiera de estos tratamientos puede causar sudoración compensatoria que consiste en sudar en mayor suma en otras partes. Tengo entendido que existen otros métodos como medicación oral, corriente eléctrica, entre otros, sin embargo no son métodos muy conocidos.

Luego de suceder por muchos médicos y dermatólogos y efectuar muchos productos, lo que estoy empleando ahora y lo que ha acabado con mi dilema axilar son los fármacos. Como les dije consiste en dos tipos de fármacos:

– Anti transpirante: es un líquido que apliqué en mi piel con mucho cuidado durante 1 semana todas las noches después de lavar y secar muy bien. Se debe secar y aplicar con cuidado ya que si la axila esta húmeda y aplico mas de la cuenta, pica y arde, sin embargo es solo cosa de cuidado. Luego de aplicar durante 1 semana, ahora debo continuar aplicando 1 a dos veces por semana en las noches haciendo el mismo procedimiento.

– Antibiótico: En mi caso se utilizaron dos cremas antibióticas que debí aplicar durante dos semanas todas las mañanas y todas las noches después del anti transpirante. Al acabar esas dos semanas no se vuelve a aplicar en menor frecuencia, simplemente el tratamiento antibiótico se acaba.

Chicas, no se imaginan lo contento que me tiene este tratamiento. Si bien en ocasiones de calor extremo sí sudo de las axilas, sudo muuuy poquito y no llego al punto del mal olor. Con respecto a la sudoración compensatoria, he deseando notar algún cambio relevante en otras partes del cuerpo sin embargo la verdad es que no noto ninguna, y si la notara no me molestaría tanto ya que no tener la molestia en las axilas para mí no tiene precio.

Es tan cómodo poder levantar los brazos sin preocupación ni por el sudor ni por el olor, que ahora me siento toda una Barbara Blade! jajaja. Y como combatí el dilema de raíz, ahora puedo utilizar cualquier desodorante sin ningun problema, no tengo que estar ocupando los mas poderosos o los que tienen alcohol.

Espero que para todas las que sufran de estos problemas, estas tres semanas de información les haya servido ya sea para controlarlo o para que se atiendan con un especialista. Quiero dejar claro que al darles a saber mi destreza no confio que hagan lo mismo que yo con respecto al tratamiento, sino que confio que miren lo fome que es tener este dilema y se animen a visitar a un doctor ingeniero que les entregue las mejores alternativas para sus casos confidenciales y específicos. Como les dije en la 1ª parte, este dilema puede deberse a otras patologías relacionadas principalmente con desordenes hormonales, por lo que es significativo que conozcan bien como sirve su cuerpo y así poder combatir el dilema de raíz y no tapar el síntoma sin aportar una verdadera solución.

Bellinas, confio sus comentarios, siempre son un aporte ya que compartimos experiencias que les pueden servir a las demas.

Un abrazo apretado!

javieram

The post(noticia) Crónicas de una sudorosa Parte III: La solución appeared first on Para Ser Bella.

Para Ser Bella


El material de este articulo pertenece a la fuente original de arriba.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario