¿El frío nos hace orinar más?

Autor: | Posteado en Belleza Sin comentarios

perro orinando
Shutterstock

Es una noción suficiente extendida y frecuente la de que el frío propicia las ganas de orinar, y tal vez varios lo hayan demostrado empíricamente.

Un viento helado sopla en una tarde invernal mientras llegas a home y teneis que correr al baño inmediatamente.

¿Existe una verdadera relación entre estas 2 cosas o es nuestra imaginación?

El frío y las ganas de orinar

hombre orinando
Shutterstock

No es producto de tu imaginación.

El milagro se conoce como diuresis del frío o diuresis inducida por el frío y, ocurre despues de la presentación a temperaturas muy bajas.

En casos en que la presentación al frío sea muy aguda y ocasione una hipotermia leve o moderada (la temperatura corporal baja entre 1 y cinco grados), esto puede conducir directamente a la pérdida involuntaria de la orina, junto con otros síntomas de la hipotermia, como el cuerpo tembloroso o hasta la confusión mental.

Pero es un asunto de grados. Aún si el frío no desemboca en hipotermia, puede originar la obligación de orinar.

La relación entre entrambos cosas se debe a que, cuando el cuerpo siente frío, tiende a efectuar algunos procesos orientados a mantenernos calientes.

Entre ellos, el cuerpo redirecciona la sangre desde las extremidades hacia el centro del cuerpo, mediante la vasoconstricción, lo que incrementa el flujo sanguíneo en el cuerpo.

La constricción de los vasos sanguíneos ocurre exactamente para sostener la sangre en el centro del cuerpo, donde se puede sostener caliente, en lugar de llevarla hacia las zonas mas expuestas a las bajas temperaturas, donde la sangre se enfriaría causando después un descenso en la temperatura de todo el cuerpo a medida que la sangre circula por las venas.

La idea general, entonces, es concentrar la sangre caliente en el cuerpo y disminuir el flujo sanguíneo en las extremidades, en lugares como los dedos, las orejas y la nariz.

Esto produce un crecimiento de la presión arterial: la misma suma de sangre ocupa menos espacio.

lo hizo kate winslet admitio que leonardo dicaprio entraba en la puerta del titanic y podria haberse salvado2
Paramount Pictures/Youtube

Ahí es cuando muestra la diuresis, es decir, las ganas de orinar.

Las células arteriales en los riñones perciben el crecimiento de presión, y le dan una señal a los riñones para que expulsen líquidos que no son fundamentales ni necesarios para estabilizar la presión.

En otras palabras, el cuerpo necesita descargar la presión, y lo hace mediante la liberación de una buena suma de agua que se localiza en la sangre.

Uno de los casos históricos mas célebres que involucra la hipotermia es el hundimiento del Titanic.

Probablemente varios experimentaron una diuresis involuntaria en esa tragedia, e inclusive tal vez allí reside la descripción del enorme misterio de la película: ahora logramos suponer por qué Jack no se subió a esa tabla, pese a que había lugar para dos.

VIX


El material de este articulo pertenece a la fuente original de arriba.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario