Esta película de zombies está causando sensación en Japón y también polémica

Autor: | Posteado en Belleza Sin comentarios

pelicula de zombie japonesa
Third Window Films

Su titulo original es Kamera o tomeru na! —si confiamos en Google Translate algo como «¡La cámara no se detiene!»— y es una comedia de zombies japonesa que, con un recorrido a través de muchos festivales de cine de género, fundamentalmente el prestigioso Festival Fantasia de Montreal, ha cobrado notoriedad y cosechado elogios y premios en el planeta occidental.

Traducida como One Cut of the Dead («Un corte de los muertos») para el resto del mundo, recientemente ostenta un 100% de aceptación en Rotten Tomatoes y ha sido considerada «la preferible comedia de zombie desde Shaun of the Dead».

También fue descripta como «una película de George Romero si fuera realizada por una mezcla de Wes Anderson y Ed Wood».

Pero esta película independiente y de minúsculo presupuesto que recién ahora Occidente esta descubriendo, ya es toda una sensación en Japón, donde ha recaudado, hasta ahora, 250 veces su presupuesto.

Zombies, Segunda Guerra Mundial, humor y metaficción

fa8d one cut of the dead
Third Window Films

La película, enfocada por el jefe debutante Shinichiro Ueda, es algo así como la Blair Witch Project de Japón.

Al equivalente que aquella hace precisamente 20 años, One Cut of the Dead ha tenido un amplio choque famoso en Japón, pese a ser una producción independiente de muy bajo presupuesto y con actores desconocidos.

Su razonamiento además involucra a un dispositivo de jóvenes cineastas que viajan a una remota locación para filmar una película y se ven inesperadamente envueltos en el horror auténtico.

En One Cut of the Dead, un joven jefe de cine muy ambicioso y con ínfulas de grande artista se propone filmar una película de zombies, usando como locación un depósito que durante la Segunda Guerra Mundial fue aprovechado por los japoneses para crear experimentos con cadáveres.

Sobra mencionar que una vez que comiencen a rodar la película, no demorarán en surgir los zombie reales, vestigios de aquellos experimentos en la Segunda Guerra Mundial, que todo el planeta confundirá con actores maquillados. El caos y el miedo se suceden. Y también, claro, el humor.

En casi todas las reseñas se señala el alucinante comienzo de la película, un plano secuencia de 37 minutos que uno no sabe que es parte de la otra película dentro de la película hasta que muestra el jefe gritando «¡corten!», descontento con la actuación poco contundente de su personaje (remite a la genial abertura de la película JCVD de Van Damme).

La película se estrenó comercialmente en noviembre de 2017, en un diminuto cine de Tokio con capacidad para poco mas de 80 personas.

Y, de haber seguido el recorrido tradicional, se habría transformado en otra de las cerca de 400 películas japonesas independientes que jamás son estrenadas en salas comerciales.

Pero el peculiar humor de One Cut of the Dead, su atractiva premisa de metaficción, la deconstrucción del género de zombie y los cuantiosos giros y sorpresas que depara, le valieron los entusiasmados comentarios de la crítica y una grande propaganda boca a boca que se extendió como pólvora en Japón.

Ahora la película esta siendo exhibida en mas de 200 salas en todo el país y segun las predicciones superará los diez millones de recaudación en la taquilla. Su presupuesto fue de 27 mil dólares.

Con el éxito, la controversia

one cut of the dead
Third Window Films

«La película se transformó en material de titulares de prensa» confesó uno de los productores de One Cut of the Dead, «y se habla de ella en los periódicos, las revistas y los aplicaciones de TV».

Pero con esta notoriedad que adquirió la película sobrevino un resultado colateral que jamás hubiera sucedido de haber permanecido como una pequeña joya perdida del cine independiente y, a lo sumo, una obra de culto en el futuro.

¿Es un plagio?

Ryoichi Wada, un jefe de teatro y dramaturgo, afirma que la película es una adaptación de una de sus obras y que no ha sido oficialmente acreditado.

Su obra, titulada Ghost in the Box («Fantasma en la caja»), incorpora una estructura similar, de ficción dentro de la ficción.

Claro que no es ni la 1ª ni la unica en usar ese recurso, sin embargo el jefe y guionista de One Cut of the Dead, Shinichiro Ueda, había hablado a la obra en una conferencia y identificado su inspiración en ella.

Cuando la película salió, Ryoichi Wada fue a verla y despues tuiteó elogios a la película, así como su orgullo de ser cercano a la producción y servir como inspiración.

Pero eso era cuando la película era una pequeña y modesta producción independiente.

Ahora que es el grande hit famoso de Japon, ha descubierto su finalidad de consultar a un jurista acerca de las similitudes entre su obra y la película.

Sigue leyendo:

VIX


El material de este articulo pertenece a la fuente original de arriba.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario