¿Qué es la «partícula de Dios»?

Autor: | Posteado en Belleza Sin comentarios

Que son los protones
alexovicsattila/iStock/Thinkstock

La «partícula de Dios», un nombre poético y casi místico.

Podría llevarnos a pensar en un concepto teológico, en el nombre de una canción o de una película de temas religiosos o en una noción discutida por protagonistas de un libro de Dan Brown, sin embargo lo cierto es que se intenta de un concepto relacionado a la compleja física de partículas.

La «partícula de Dios» es el nombre popular con el que se ha reconocido al llamado bosón de Higgs, una partícula elemental oferta en el modelo estándar de física de partículas.

El bosón de Higgs

Que es y como sirve el Gran Colisionador de Hadrones comentado en cinco minutos 00
Department for Business, Innovation and Skills/Vía: Flickr

Para explicar el bosón de Higgs hay que referirse al campo de Higgs, un campo cuántico de crucial importancia en la física de partículas.

De convenio a la hipótesis oferta por el fisico Peter Higgs en los 60, este campo permearía el cosmos entero y su resultado es que las partículas adquieran masa.

A diferencia de otros campos conocidos, por ejemplo el campo electromagnético, el campo de Higgs posee un precio permanente distinto a cero en estado de vacío cuántico.

La existencia de este campo fisico se transformó en uno de los enormes problemas sin resolver en el prototipo estándar de la física de partículas durante mucho tiempo, y la importancia de la hipótesis de Higgs fue lo que hizo que esta partícula fundamental sea considerada «la mas significativo de la física de partículas».

Todo esto condujo a su popular nick relacionado a la Providencia.

La presencia del campo de Higgs fue finalmente confirmada mediante una exploración experimental que se realizó por mas de 40 años y que incluyó la construcción de una de las instalaciones mas costosas y complejas, el Colisionador de Hadrones en el CERN.

El campo de Higgs acepta explicar por qué varias partículas importantes tienen masa, pese a que las simetrías que controlan sus interacciones sugieren que no deberían tenerla.

¿Por qué partícula de Dios?

Premio Nobel de Fisica 2013 al Boson de Higgs
Getty Images

El nombre «partícula de Dios» ha sido principalmente aprovechado por fuera de la sociedad científica, por los medios y la cultura popular, sin embargo varios científicos e examinadores especializados en el tema sospechan que es inapropiado, sensacionalista y exagerado, o tal vez varios simplemente desconfían de la intromisión religiosa en la ciencia.

El propio Higgs, que consiguio el Premio Nobel de Física en 2013 por sus descubrimientos, se manifestó en contra de llamarle así porque podía llevar a la confusión y era «vergonzoso».

El principio del nombre «la partícula de Dios» es suficiente divertido.

El nick fue acuñado por el fisico ganador del Premio Nobel Leon Lederman, que en 1993 escribió un libro de divulgación científica exactamente titulado La partícula de Dios: si el cosmos es la respuesta, ¿cuál es la pregunta?

Lederman escribió este libro en parte como una respuesta al hecho de que el gobierno norteamericano había determinado no ayudar un proyecto para edificar un acelerador de partículas precursor del Colisionador de Hadrones. El proyecto fue cancelado por falta de presupuesto.

Con su libro, el fisico quería concientizar al público sobre la importancia de un proyecto de este tipo.

Su idea original, sin embargo, era que el libro llevara el titulo La partícula maldita (The Goddamn Particle), sin embargo su editor lo convenció de cambiarlo por La partícula de Dios (The God Particle), que en inglés es casi una abreviación del otro título. Así lo explicó:

«Hoy tenemos el prototipo estándar, que reduce toda nuestra realidad a cerca de una docena de partículas y a 4 fuerzas. Es una simplicidad que se ha obtenido con sacrificio y resulta notablemente precisa. Pero además es incompleta y, de hecho, tiene inconsistencias internas.

Este bosón es tan central para la física de hoy, tan crucial para vuestro entendimiento de la estructura de la materia, y al mismo tiempo tan elusivo y escurridizo, que le he dado un apodo: la partícula de Dios.

¿Por qué la partícula de Dios? Por 2 razones: la primera, mi editor no me dejó llamarle La partícula maldita, a pesar de que sería un nombre mucho mas apropiado, dada su naturaleza detestable y todos los gastos que esta provocando;  la segunda, porque constituye una conexión, de cierto modo, con otro popular libro, mucho mas viejo»

Lederman se refería al libro del Génesis, dado que después se ocupa de trazar una analogía entre la historia bíblica de la Torre de Babel, en la que un idioma primitivo común es fragmentado en distintos lenguas y culturas, con el choque que tendría la presencia del bosón de Higgs, su resultado en las simetrías del Big Bang, y el aparente caos de estructuras, partículas, fuerzas e interacciones que resultaron de éste y que moldearon vuestro universo.

VIX


El material de este articulo pertenece a la fuente original de arriba.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario